Preview Mode Links will not work in preview mode

Feb 8, 2018

Con más de 2 millones de oyentes en Spotify y sin que ello le interese tanto como dejar a su paso una estela artística difícil de ignorar, C. Tangana es sincrético en sus gustos y respeta el pasado, pero sería injusto encasillarlo en una de las múltiples vertientes de lo urbano.

Oscuro, a veces obsceno pero en general honesto e intimista, Pucho - como también le gritan sus fans al final de las celebraciones eufóricas de la vida que son sus conciertos - se sale por completo del lote de la mediocridad típica de los auges y de las modas en los grandes estilos de la música popular y al hablar con él, uno se da cuenta de que Tangana está en su mejor momento creativo y como él mismo alardea, casi en la cima del mundo salvaje de la música de la ciudad.

No hay asomo de duda: usted puede amarlo. Usted puede odiarlo y vituperarlo. Puede envidiarlo. Pero una cosa es imposible: Ignorarlo. Porque si algo es cierto es que uno nunca ignora a un ídolo.