Preview Mode Links will not work in preview mode

Aug 15, 2017

A sus 29 años de edad, Tyler Barstow es dueño de uno de los clubes de vinilo más exclusivos del mundo: Vinyl Me, Please es un startup que comenzó en 2013 cuando él y un par de amigos, cansados de sus trabajos normales, decidieron armarlo a imagen y semejanza del famoso Columbia House Music Club de CD's de los noventa, pero dirigido al vinilo. 

El club, que comenzó con 12 amigos - a quienes Tyler y sus socios les recomendaban discos y se los despachaban con una carta a mano y una receta para preparar un cóctel y disfrutarlo - hoy tiene 26 mil abonados y despacha el disco del mes, especialmente prensado, empacado y mercadeado de una forma tan perfecta que en serio provoca estar en él y no devolver uno solo de los discos escogidos. 

En la era del streaming, de Spotify, de Apple Music, Tyler sigue siendo un romántico. Y el mercadeo de Vinyl Me, Please conecta el pasado nostálgico y la conexión del ser humano con la música física a las enormes posibilidades del emprendimiento bien llevado a cabo, la construcción de una comunidad usando todo tipo de herramientas digitales como podcasts, newsletters y una estrategia preciosa de e-commerce, que hace que uno olvide por momentos la necesidad de ir a una tienda física para volver a compartir, con el cariño de antes, el gusto de comprar y escuchar un buen disco.